Hablando Claro

>

MENU

martes, 17 de enero de 2012

Padres Sobreprotectores


Padres Sobreprotectores





Si nos llegan a preguntar ¿Amas a tus hijos? Lo mas seguro es que inmediatamente diríamos que “SI” sin titubear, muchos de los padres confundimos el amor a nuestros hijos, con la sobre protección, Dios nos enseña la importancia de ensenar a nuestros hijos pero sin sobreprotejerlos.

 Proverbios 13.24 (RVR60)24 El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige.

Los padres sobreprotectores son aquellos que se pasan horas preocupándose de sus hijos. No es necesariamente mimar a los hijos, es una implicación emocional intensa y excesiva y que, además, conlleva a la necesidad de controlar al hijo. Todo esto lleva a una dependencia tanto de los padres hacia los hijos como de los hijos hacia los padres, aunque aparentemente pueda parecer una relación estupenda, esto puede traer grandes problemas en el futuro de los hijos, que se manifestará de forma palpable en su edad adulta, aunque nadie sabrá cuales fueron las causas de esas características, que pueden llegar a convertirse en problemas de personalidad.
Un niño que ha crecido en un ambiente de excesiva atención, preocupación asfixiante o con los deseos de los padres convertidos en obligaciones o expectativas demasiado altas para la capacidad del hijo, puede encontrarse en su edad adulta con graves problemas. No voy a explicar, ni tampoco a enumerar las características de los buenos padres, pero lo que sí es algo evidente es que se debe aceptar al hijo tal y como es, sea cual sea su físico, sus virtudes, personalidad, forma de ser, etc.; no hay que obsesionarse con el niño;

Hay enseñarle las cosas que no sabe y no hacerlas por ellos, aunque lo hagan mal o tarden mucho tiempo; evitar el miedo asfixiante hacia los hijos, desgraciadamente lo que les tenga que suceder les sucederá; no imponerle los sueños de los padres no cumplidos de pequeños, ellos tienen sus propias ideas y hay que aceptarlas aunque no coincidan con las de sus padres; saber que el hijo es capaz de lo que se proponga, animarlo en sus intentos y no creer o tener miedo al fracaso; utilizar la comunicación como ejercicio diario, escucharlo, comprenderlo y ponerse en su lugar, aunque sus ideas o convicciones sorprendan o no se piense igual; alabar sus virtudes o logros y reconocer sus fallos; fomentar su independencia hasta lograr su autonomía; animarlos a demostrar sus sentimientos, sean de alegría o tristeza; interesarse en la vida del hijo, pero no querer controlarla.

La biblia Dice que los hijos son una herencia de Jehová y por lo tanto debemos equiparlos.

Salmo 127.3–5 (RVR60)3 He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre. 4 Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en la juventud. 5 Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; No será avergonzado Cuando hablare con los enemigos en la puerta.

Los padres piensan que tolerar es hacer el camino más fácil a los hijos, cuando realmente, además de la tolerancia y amor, lo que se necesitan es: Adaptación y reconocimiento de lo que realmente de errores y fracasos, Respeto y tolerancia de sus ideas y sentimientos siempre y cuando sean correctos, Libertad para tomar decisiones de acuerdo a sus edad, Apuntalar las cualidades y aceptar sus limitaciones felicitándolos cada vez que hagan las cosas bien y de lo contrario ayudarles a notar cuando hacen algo incorrecto, Potenciar la creatividad que demuestren, darnos la oportunidad de compartir los sentimientos de pérdida, dolor o rabia con ellos.
Estos solo son, algunos ejemplos de las muchas cosas que deberíamos de ensenarles a nuestros hijos, ya que el sobreprotegerlos, pensando que de esa manera estarán mejor lo único que haremos con ellos son hijos inútiles e inseguros, y las consecuencias las pagaran ellos cuando sean grandes .
La Biblia dice que el niño consentido será vergüenza de la madre, tomando en consideración que la biblia es el libro sagrado y que lo que dice, lo dijo el creador de nosotros, y el que no diseño, creo yo que vale la pena poner atención al consejo que Dios nos da ya que de otra manera veremos las consecuencias que provocamos al sobreprotegerlos.
Déjalos que tengan sus propias experiencias, al fin y al cabo de ellas aprenderán mas “Claro y por supuesto con la supervisión necesario, pero no asfixiante, ellos aprenderán y pronto veremos hijos mas seguros, mas maduros, pero no perfectos” recuerda siempre que si tienes falta de sabiduría, aprende acercarte aquel que la da, sin medida Dios nuestro Señor Jesús.
Santiago 1.5 (RVR60)5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

 Dios los bendiga recuerden que en la Iglesia De Dios El Árbol De La Vida Deseamos Conocerte y Poder Ser Una Bendición En Tu Vida.

2 comentarios:

  1. Estupendo artículo, pero sino lo hacemos, por lo menos en mi caso, no es porque querramos, pero en otros casos es porque no sabemos como hacerlo..... Todo el mundo critica a la madre sobreprotector, lo juzgan, lo señalan, pero nadie ayuda... he sido sobreprotectora por diversas razone...hoy Dios ha hecho milagros en los riñones, corazón y en otras emergencias de la vida de mi hijo...Hoy experimenta esa amargura de ser sobreprotegido... y que??? ahora solo criticas

    ResponderEliminar
  2. Lamenrablemente existen madres que por sobreproteger a sus hijos les destrullen sus vidas a los hijos y ellas no se dan cuenta de el mal que les acen a los hijos. Y esto ocasiona que los hijos crescan con resentimientos pues no pueden expresar sus sentimientos pues la nadre se los proibe y ella piensa que esta bien y no crre que este mal y esta cometiendo un gran oecado y como no cree que es pecado no lo cobfieza y comulga.

    ResponderEliminar